¿Qué ventajas trae la globalización a nuestro país?

Efectos de la globalización en la vida cotidiana

Cada revolución industrial ha impulsado una ola de globalización. La primera ola fue impulsada por innovaciones como la máquina de vapor y el telar industrial; la segunda por la cadena de montaje, el automóvil y el avión; y la tercera por la revolución digital.

A medida que nos adentramos en la cuarta ola de la globalización, impulsada por la revolución digital, se renueva el debate sobre si es una fuerza beneficiosa: impulsa el crecimiento económico y permite la difusión de ideas para mejorar la vida de las personas; o si erosiona las comunidades y amplía la brecha entre las élites y el resto del mundo.

La globalización da lugar a un aumento del comercio y a una reducción de los precios. Aumenta la competencia en los mercados nacionales de productos, capitales y mano de obra, así como entre los países que adoptan diferentes estrategias comerciales y de inversión.

Pero, ¿cómo se compensan estos impactos? ¿Cuáles son los efectos positivos y negativos de la globalización? A continuación se ofrece una transcripción editada de una conversación con Gita Gopinath, economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pros y contras de la globalización en Alemania

Cada revolución industrial ha impulsado una ola de globalización. La primera ola fue impulsada por innovaciones como la máquina de vapor y el telar industrial; la segunda por la cadena de montaje, el automóvil y el avión; y la tercera por la revolución digital.

A medida que nos adentramos en la cuarta ola de la globalización, impulsada por la revolución digital, se renueva el debate sobre si es una fuerza beneficiosa: impulsa el crecimiento económico y permite la difusión de ideas para mejorar la vida de las personas; o si erosiona las comunidades y amplía la brecha entre las élites y el resto del mundo.

La globalización da lugar a un aumento del comercio y a una reducción de los precios. Aumenta la competencia en los mercados nacionales de productos, capitales y mano de obra, así como entre los países que adoptan diferentes estrategias comerciales y de inversión.

Pero, ¿cómo se compensan estos impactos? ¿Cuáles son los efectos positivos y negativos de la globalización? A continuación se ofrece una transcripción editada de una conversación con Gita Gopinath, economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ventajas y desventajas de la globalización

El fenómeno de la globalización comenzó de forma primitiva cuando los seres humanos se asentaron por primera vez en diferentes zonas del mundo; sin embargo, ha mostrado un progreso bastante constante y rápido en los últimos tiempos y se ha convertido en una dinámica internacional que, debido a los avances tecnológicos, ha aumentado en velocidad y escala, de modo que países de los cinco continentes se han visto afectados y comprometidos.

La globalización se define como un proceso que, basado en estrategias internacionales, tiene como objetivo ampliar las operaciones comerciales a nivel mundial, y se precipitó por la facilitación de las comunicaciones globales debido a los avances tecnológicos y a la evolución socioeconómica, política y medioambiental.

El objetivo de la globalización es proporcionar a las organizaciones una posición competitiva superior con menores costes operativos, para conseguir un mayor número de productos, servicios y consumidores. Este enfoque de la competencia se consigue mediante la diversificación de los recursos, la creación y el desarrollo de nuevas oportunidades de inversión mediante la apertura de mercados adicionales y el acceso a nuevas materias primas y recursos. La diversificación de los recursos es una estrategia empresarial que aumenta la variedad de productos y servicios empresariales en las distintas organizaciones. La diversificación fortalece a las instituciones al reducir los factores de riesgo de la organización, repartiendo los intereses en diferentes áreas, aprovechando las oportunidades del mercado y adquiriendo empresas de carácter horizontal y vertical.

Ensayo sobre los pros y los contras de la globalización

IntroducciónLa globalización ha sido una bendición para las empresas, los consumidores y la economía occidental en su conjunto. Sin embargo, ahora corremos el riesgo de que se produzca una reacción contra la globalización y contra todas las oportunidades que la creciente libertad económica nos ha proporcionado en las últimas décadas. Hay una nueva ansiedad que recorre las sociedades occidentales y que pone en tela de juicio las percepciones anteriores sobre un comercio más libre como algo que beneficia a todos los países. Más bien prolifera la sospecha de que la globalización puede haber sido estupenda para algunos países, pero no para otros, y que son los países ricos de Occidente los que han sacado la paja más corta.

En la visión del mundo del Presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, “otros países se han aprovechado de Estados Unidos” y este tipo de opiniones se alimentan de las crecientes dudas sobre que la globalización proporcione mejores niveles de vida a los habitantes de las economías occidentales. Este tipo de argumentos suele partir del crecimiento comercial notablemente rápido de China desde finales de la década de 1990, y concluye que, si bien es evidente que el periodo transcurrido desde entonces hasta ahora ha elevado el nivel de vida en China y otras economías emergentes, lo ha hecho a costa de los trabajadores de cuello azul de las economías desarrolladas. En otras palabras, China ha vaciado el sector manufacturero de Europa y Norteamérica. Para algunos, esa es también la principal fuente de ira política en Occidente: las recientes revueltas en las elecciones europeas y estadounidenses han sido la forma en que “los perdedores del libre comercio” se han vengado de las culpas del “establishment pro-globalización”.