¿Cuáles son los equipos y utensilios de cocina?

Herramientas de cocina imprescindibles

Una cocina equipada es increíblemente importante para cualquier cocinero casero. Imagínese que está horneando un pastel sin un recipiente para mezclar o que está cortando verduras para un salteado sin un cuchillo. Tanto si te mudas a una nueva casa y necesitas abastecer tu cocina como si llevas años viviendo con un espacio de cocina mal equipado, ¡ahora es el momento de tomar las riendas! Aunque hay muchos utensilios y equipos de cocina que puedes comprar, aquí tienes una lista de los cinco mejores utensilios que toda cocina necesita.

No me refiero a cualquier cuchillo de cocinero, sino a uno de buena calidad. Créame, es una herramienta que merece la pena invertir. El cuchillo es el utensilio más utilizado en la cocina, y tener un cuchillo afilado que corte correctamente en rodajas, dados y chuletas es un componente clave para cocinar. Los cuchillos afilados de mayor calidad son más seguros que los baratos y sin filo, ya que es menos probable que se resbalen y te corten. Un cuchillo de cocina también es una gran inversión económica. Está muy afilado y es ideal para cortar verduras y frutas más pequeñas.

Los cuencos para mezclar son como las manos de tu cocina. Los utilizas para casi todo, desde almacenar hasta cocinar y hornear y todo lo demás. Es importante tener varios tamaños, porque es probable que necesites un bol pequeño, uno mediano y uno grande, dependiendo de lo que estés haciendo. Si tienes una familia numerosa o sueles preparar grandes cantidades de comida, te recomiendo que compres un bol extragrande. A mí personalmente me encanta el de acero inoxidable, pero cualquier variedad servirá. Si tiendes a guardar la comida en tus cuencos, considera comprar tapas de silicona: ¡son reutilizables y fáciles de limpiar!

Lee más  ¿Cómo ser una vintage girl?

Corte de utensilios y equipos de cocina

No es necesario comprar un juego completo de utensilios de cocina a juego. Puedes elegir la mejor sartén para el trabajo entre una variedad de marcas y tipos. Compre menos, pero compre lo mejor que pueda permitirse. La calidad es muy importante, así que elige ollas y sartenes resistentes. Los metales finos y baratos se deforman, se abollan y pueden quemarte a ti y a tu comida. Las buenas sartenes pueden durar toda la vida cocinando.

Un buen cuchillo corta los alimentos de forma más fácil, rápida y ordenada, y con menos posibilidades de lesionarse. La mayoría de los cuchillos de calidad profesional son de acero inoxidable de alto contenido en carbono; no se oxidan ni se deterioran. Los cuchillos de calidad tendrán el metal continuando a través del mango. Al igual que las buenas ollas y sartenes, pueden durar toda la vida.

No hace falta que guardes todos tus utensilios en un cajón. Busca un recipiente interesante de lados rectos y boca ancha para mantener tus utensilios al alcance de la mano en la encimera. No utilices utensilios metálicos en las ollas antiadherentes porque pueden dañar la superficie.

Divertidos artilugios de cocina

Hay innumerables productos que podrían llenar su lista de artículos de cocina para un nuevo hogar. Dependiendo de sus habilidades y gustos culinarios, puede que se decante por un tesoro de utensilios de cocina y equipos para cocinar. Independientemente, hay una base para casi cualquier lista de equipamiento de cocina. Incluso los maestros culinarios más consumados tendrán estos accesorios de cocina esenciales en su arsenal gastronómico.

Nos aseguraremos de repasar la lista con un peine de dientes finos para que sepa qué necesita en su lista de utensilios de cocina esenciales y por qué. No obstante, si lo desea, puede pasar directamente a la lista imprimible gratuita.

Lee más  ¿Qué es un Magic Corner?

Busque artículos en tiendas de segunda mano/tiendas de beneficencia: en estos lugares puede ahorrar mucho dinero en utensilios de cocina de segunda mano, pero todavía en perfecto estado. Esto también es muy bueno para el medio ambiente, ya que es literalmente reciclar.

Pregunte a sus amigos y familiares por cualquier cosa que puedan donar: la gente tiende a acumular una colección de objetos a lo largo de los años, incluidos los utensilios de cocina. Es posible que alguien tenga un juego de tijeras de cocina de repuesto que pueda donarte o que tenga un juego de sartenes que nunca haya utilizado. Comprueba las reseñas de los usuarios: los utensilios de cocina pasan por mucho trabajo durante su vida útil. Las reseñas de los usuarios son una gran fuente para clasificar lo decente de lo llamativo, especialmente cuando se trata de gamas con nombres de chefs famosos. Estas reseñas pueden ayudarle a comprar equipos que sean buenos para usar y que duren más tiempo, a la vez que le aseguran que lo que compre dentro de su rango de precios no será un timo.

Los mejores utensilios de cocina

Asegúrese de que su área de trabajo esté limpia. Utiliza agua tibia y jabón y un trapo de cocina para limpiar los derrames. Utiliza una botella de spray con lejía (1 cucharadita de lejía por cada litro de agua) para desinfectar las superficies. Deja que la solución de lejía se seque al aire.

Los elementos que componen una receta se denominan ingredientes. Por ejemplo, los ingredientes de las magdalenas pueden ser harina, azúcar, sal, levadura en polvo, aceite vegetal, huevos y leche. Aprende dónde se guardan la harina, el azúcar y otros ingredientes en tu cocina.

Lee más  ¿Cómo hacer esferas cocina molecular?

Paso 1: Como la mayoría de las harinas están preseleccionadas, pase al paso 2. Si no está cernida previamente, sostenga el cernidor sobre papel encerado o un recipiente poco profundo y tamice la harina. La harina se tamiza porque se amontona y obtendrá más harina de la que pide la receta.

Paso 3: Cuando la harina esté amontonada en el vaso, nivélela con una espátula o un cuchillo de filo recto. El uso de un vaso medidor en seco en lugar de un vaso medidor de líquidos le permite nivelar la parte superior y obtener la cantidad correcta de ingrediente en su receta.

Método 2. Para las grasas frías y sólidas, llene un vaso medidor de líquidos con 1 taza de agua fría. Vierta tanta agua como la cantidad de manteca de la receta. A continuación, añada la manteca fría, manteniéndola por debajo de la línea de agua hasta que el agua suba a 1 taza. Escurra el agua.