¿Qué pasa si le peino a mi bebé?

Cómo peinar a un bebé

Los bebés tienen un cuero cabelludo sensible y un cabello delicado. Algunos nacen calvos, mientras que otros vienen con la cabeza llena de pelo de bebé. Aunque a ti no te importe lo que tenga tu pequeño, como padre o madre debes tener algunas dudas sobre el cuidado del pelo de tu bebé.

Es importante cuidar el cabello de tu bebé para que se mantenga sano y fuerte. Notarás que el pelo de tu bebé cambia mucho durante el primer año, así que asegúrate de cuidarlo bien. En el caso de los bebés recién nacidos, basta con bañarlos 2 ó 3 veces por semana, siempre que tengan las manos, la cara y la zona del pañal limpias. El pelo de los recién nacidos puede limpiarse una o dos veces por semana con un champú para bebés suave y sin lágrimas.

Lo más importante que debes recordar al cuidar el pelo de tu bebé es ser muy suave y evitar aplicar presión en la zona blanda de su cabeza. Para los recién nacidos, elige un champú natural para bebés que no produzca lágrimas y que sea suave y no contenga productos químicos como sulfatos y fragancias artificiales.    Además, asegúrate de que no haya enredos antes de lavarlo.

Un masaje con aceite en el cuero cabelludo es bueno para su salud, ya que el masaje aumenta la circulación sanguínea en los poros del cabello. También ayuda a conciliar el sueño. Además, hidrata el cuero cabelludo y evita la formación de caspa. Suele ser aconsejable elegir un aceite bueno y natural para el crecimiento del cabello en los bebés y otros beneficios deseados.

Lee más  ¿Cómo se prepara un suero casero con zanahoria?

Cepillar el pelo del bebé con el cepillo de dientes

No todos los bebés nacen sin pelo. Es posible que tu bebé nazca con mucho pelo, pero el color y la textura pueden cambiar durante el primer año. También es posible que pierdan algo de pelo en seis meses. Sin embargo, no debes preocuparte porque normalmente vuelve a crecer. Tanto si tu pequeño tiene el pelo grueso como fino, cepillar o peinar su cabello es una buena idea. Sin embargo, a muchos padres les resulta difícil decidir entre usar un cepillo o un peine para el pelo de su bebé.

La piel, el cuero cabelludo y todo el cuerpo del niño son bastante delicados. Por lo tanto, es normal que te preguntes si cepillar o peinar a tu bebé le va a hacer daño. Una vez que entiendas los beneficios de hacerlo, será más fácil. Es igualmente importante conocer los diferentes usos del cepillo y del peine. Cepillar o peinar al bebé no sólo favorece la circulación sanguínea, sino que también es terapéutico para él. Tu hijo se siente relajado y puede incluso dormirse mientras le peinas. Además, masajear el cuero cabelludo y cepillar el pelo del bebé ayuda a estimular su sistema nervioso.

Peine para bebés

No todos los recién nacidos nacen calvos, algunos pueden tener mucho pelo, pero la textura y el color del cabello de un bebé pueden cambiar antes de su primer cumpleaños. Incluso es posible que pierda parte del pelo al cumplir los seis meses y que luego le vuelva a crecer. Pero tanto si tu bebé tiene el pelo grueso como si no, cepillarle el pelo regularmente puede ser beneficioso para él. Descubre por qué.

Lee más  ¿Qué hacer cuando un niño es muy activo?

Como la piel, el cuero cabelludo y otras partes del cuerpo del bebé son tan delicadas, es normal que los padres pregunten si pueden cepillar el pelo de su bebé. Lo último que querrías es hacer daño a tu bebé, así que esta pregunta es de esperar. Sin embargo, te sentirás mucho más tranquila cuando sepas todos los beneficios que tendrá tu bebé tras un peinado suave. A continuación se enumeran algunas de las razones:

Cuando cepillas el pelo de tu bebé, en realidad estás masajeando su cuero cabelludo. Tu bebé puede sentir que le estás dando un ligero masaje, lo que puede ayudarle a relajarse. El masaje también puede estimular su sistema nervioso. Esto fomentará un sistema nervioso central más fuerte y tu pequeño munchkin tendrá un cerebro más sano.

A qué edad puedo ponerle coletas a mi bebé

Durante los primeros meses de vida de tu bebé, parece que cambia cada día. Algunos de esos cambios son emocionantes: ganan peso, sonríen cuando te miran y sostienen la cabeza por sí solos, por nombrar algunos.

Quizá uno de los cambios más preocupantes sea la caída del cabello del bebé. La noche anterior, tu bebé parece estar bien. A la mañana siguiente, sin embargo, notas una pequeña mata de pelo en su cuna. ¿Es un signo de un problema mayor? ¿Debes preocuparte?

Antes de ir corriendo al pediatra, te aseguramos que la caída de pelo del bebé es completamente normal. Se les cae el pelo por la misma razón que a ti se te cayó durante el embarazo (o que se te caerá cuando llegue el pequeño): las hormonas.

Lee más  ¿Qué vitamina debe tomar un bebé?

Pero, ¿qué es exactamente la caída del cabello del bebé y por qué se produce? ¿Qué deben hacer los padres preocupados si su bebé empieza a quedarse calvo? Los expertos de Mustela responden a estas preguntas y disipan todos tus temores sobre la caída del cabello del bebé.

Antes de entrar en los detalles de la caída del cabello del bebé, es importante señalar que el término científico para esta condición es efluvio telógeno. Este término puede ser engañoso y alarmante, ya que el efluvio telógeno puede utilizarse para referirse a una amplia variedad de pérdidas de cabello en bebés, niños y adultos.