¿Cuándo se puede poner diademas a los bebés?

Cómo ponerle la diadema a un bebé con mucho pelo

¿Qué puede ser más dulce que un bebé con una bonita diadema para bebés? Sobre todo cuando son tan pequeños y tienen poco pelo, las diademas para bebés son las más adecuadas para llevarlas. Te gustaría usar pinzas para el pelo, pero los pelos todavía tienen que crecer un poco. ¡Una diadema es la alternativa perfecta! Una diadema de bebé con flor completará el conjunto de tu niña. Las tenemos en todos los colores y estilos. Las diademas están hechas de un suave material elástico que hace que se ajusten bien. Una diadema para bebé con flores es un bonito accesorio para el pelo en verano, pero también puede ser genial en invierno. A menudo adaptamos los colores a la temporada y a las tendencias de la moda, para que siempre combinen bien con la ropa de tu niña.

¿Prefieres un estilo diferente? En nuestra colección no sólo tenemos accesorios modernos y divertidos, sino también diademas festivas. Piensa en una diadema para bebés con un nudo o en diademas para bebés con un lazo. Le quedarán muy bien a tu niña. ¿O qué tal una diadema con un lazo de cuero? ¡Un auténtico must-have para este invierno! Pronto disponible en nuestra página web.

Diademas para bebés

La ropa de bebé es muy bonita, y subir un peldaño más es aún más bonito. Las diademas y los fulares para recién nacidos y bebés (también los lazos y los turbantes para bebés) elevan cualquier conjunto de bebé. Son los accesorios más adorables para complementar sus conjuntos, con los que todo el mundo se queda boquiabierto.

Las diademas para bebés, tan modernas como funcionales, aportan un toque muy bonito al look general de tu bebé. Tanto si tu bebé es «calvito» como si ya tiene algo de pelo, una cinta para la cabeza, un lazo o un turbante completan el conjunto, cubriendo su cabeza con un toque de color, un bonito estampado o un delicado diseño.

Lee más  ¿Qué es el síndrome de abstinencia en los recién nacidos y que ocasiona?

Nuestra colección de diademas de nylon para bebés con nuestras cintas de bambú ultrasuaves y los accesorios relacionados son todos muy elásticos e increíblemente cómodos. Se mantienen en la cabeza de tu bebé de forma segura y sin ninguna constricción. Tu bebé lucirá un aspecto más precioso en su ropa de bebé con una diadema a juego, así que espera que la gente se fije en él con gestos de admiración y una avalancha de atenciones.

Puede que tu talento para la moda quede relegado a un segundo plano por el cuidado de tu recién nacido, pero puedes estilizar a tu niña de forma estupenda gracias a los lazos, las diademas y los turbantes. Son sencillos de poner y, sin embargo, son toda una declaración de intenciones, mostrando tu tendencia a poner tu toque chic en todo lo que haces.

La diadema deja una hendidura en la cabeza del bebé

¿Es seguro dejar a un niño sin supervisión para que se quite la pinza del pelo y se la meta en la boca? NO.    Nunca es seguro dejar a un niño con accesorios para el cabello si usted no está en la habitación para asegurarse de que no se los lleva a la boca. Esto incluye las diademas con adornos, como gemas y perlas, ya que podrían soltarse con la manipulación y también meterse en la boca de los más pequeños.

«…cualquier objeto que quepa completamente en un cilindro de prueba especialmente diseñado de 2,25 pulgadas de largo por 1,25 pulgadas de ancho que se aproxima al tamaño de la garganta totalmente expandida de un niño menor de tres años. (Véase la figura). Véase 16 C.F.R. 1501.4

Lee más  ¿Cómo hacer para que no se cierre la oreja?

«La ropa y los accesorios de los niños, como los portazapatos y los botones, y los productos para el aseo, la alimentación y la higiene, como los broches y los clips para pañales, los pasadores, los cepillos de dientes, los vasos, los platos y los utensilios para comer, también están exentos porque tienen que ser pequeños para cumplir su función». Véase 16 C.F.R. Parte 1501.3&4(b)».

Baby Wisp se esfuerza por ofrecer accesorios únicos y seguros. Nuestros productos están hechos a mano con cuidado para reducir el riesgo de que las piezas pequeñas se suelten. Eso es parte de nuestro compromiso de calidad y nuestra garantía de satisfacción.    Dicho esto, sólo somos la mitad de la ecuación cuando se trata de proteger a su bebé y prevenir un peligro grave. El tutor del niño debe ocuparse y responsabilizarse de que no se le permita manipular el producto y llevárselo a la boca. Esto incluye las siestas, los viajes en coche y el tiempo de juego.    Si no puede comprometerse a ello (¡somos madres ocupadas!), por favor, no ponga accesorios para el pelo a su hijo hasta que sea capaz de tomar las decisiones conscientes de cómo manejar el producto por sí mismo.

Cómo hacer una diadema para bebés más pequeña

Basta con hacer una búsqueda rápida de «conjuntos para bebés» en Pinterest para ver que los lazos, las diademas y los fulares para bebés se encuentran entre los accesorios más populares para los más pequeños. Aunque a veces sirven para mantener calientes las cabecitas y las orejas de los más pequeños, la mayoría de las veces son simplemente una forma divertida de añadir un toque de estilo a la ropa de tu bebé. Aunque no se puede negar que son muy bonitos, muchos padres se preguntan si los lazos para bebés son seguros para la cabeza de su hijo.

Lee más  ¿Qué pasa si no le doy las vitaminas ACD a mi bebé?

La nota de seguridad más importante con respecto a los lazos para bebés es que siempre hay que quitárselos a la hora de la siesta y de acostarse. Puede que no parezca un gran problema, pero a medida que el pequeño se mueve, la tela o el elástico del lazo puede convertirse en un peligro de asfixia o incluso de estrangulamiento. En resumen: guarda los accesorios para fuera de la cuna.

Otra preocupación que tienen muchos padres y cuidadores es si un lazo o una cinta para la cabeza del bebé le aprieta demasiado la cabeza. Al fin y al cabo, a pesar de que los bebés sólo pesan alrededor del 5% de su peso adulto al nacer, su cabeza suele medir la mitad de su tamaño adulto a los 9 meses. Eso es un montón de cabeza, y los bebés tienen puntos blandos en la cabeza para permitir todo ese crecimiento del cerebro en el primer año de vida.