¿Cuándo empiezan a garabatear los niños?

Hitos del bebé

Es un proceso gradual. Durante los últimos meses del primer año de vida de tu bebé, su capacidad para utilizar las manos, o su motricidad fina, mejorará constantemente. Esto significa que se preparará para coger y utilizar lápices de colores.

A partir de los 18 meses, probablemente tu hijo disfrutará pintando y dibujando con ceras, rotuladores lavables o pinturas (DH 2009: 78). Sostendrá el crayón o el pincel con toda la mano, y garabateará y pintará con grandes movimientos (Thomson Delmar Learning 2007).

Al principio, tu hijo probablemente terminará su dibujo y te dirá que es de mamá o papá, o de una mascota, o de su juguete favorito. Pero a medida que crezca, tu hijo planificará lo que va a dibujar antes de empezar. Esto demuestra que sabe que puede transmitir un significado con sus dibujos.

Prepara a tu artista en ciernes con grandes hojas de papel pegadas a la mesa o al suelo. El papel pintado también es un buen papel para dibujar. Si te preocupa que algo se ensucie, cúbrelo.

Una actividad divertida que puedes hacer con tu hijo es recoger hojas del jardín o del parque. Busca hojas de diferentes formas y texturas. Ayúdale a sumergirlas en la pintura y a colocarlas en el papel para ver qué estampados y patrones puede hacer. Aunque acabe con un lío de pintura y hojas aplastadas, ¡se divertirá haciéndolo!

Cuándo empiezan los niños a colorear en las líneas

Como padres, uno de los momentos más emocionantes en el desarrollo de nuestros hijos es el momento en que empiezan a dibujar y escribir. Es un momento muy especial y difícil de olvidar, ya que simboliza que tu hijo está preparado para abrazar una nueva etapa de su vida. Tanto el dibujo como la escritura son procesos creativos muy útiles a lo largo de toda la vida. Y la creatividad es la clave del aprendizaje.

Lee más  ¿Cómo duerme un bebé de alta demanda?

La creatividad va de la mano de la curiosidad. Los niños que desarrollan estas dos habilidades a una edad temprana son mejores para resolver problemas, comunicarse con los demás y aprender. Cuando son pequeños, los niños tienen pocas formas de experimentar con la creatividad y desarrollar esta habilidad. Una de las formas más eficaces es el juego con materiales artísticos creativos, como una alfombra de dibujo mágica para niños. Notarás cómo a tu pequeño le interesa coger un lápiz de colores en el puño y experimentar con él en la pared o en las alfombras. En lugar de enfadarte, aprovecha el momento y enséñale a tu hijo pequeño lo increíble que puede ser el arte.

Mi primera crayola

Los bebés pasan muchos meses absorbiendo su entorno. A medida que asimilan el mundo que les rodea, el arte se convierte en una de sus primeras formas de comunicación con el complejo mundo que les rodea. Los niños pequeños utilizan primero las herramientas sin ser conscientes de que sus acciones producen marcas. Tras una exposición continuada a los materiales, los niños producen «bang dots», marcas iniciales generadas al golpear alguna herramienta contra una superficie. Una vez que los niños pequeños establecen una conexión cognitiva («¡Ah, ja!») entre el símbolo y la herramienta, pasan a la etapa de garabatos (Lowenfeld.)Los dibujos creados en los primeros años de vida son expresiones de placer visiblemente tangibles. Los dibujos pre=representacionales (Burton) comienzan como resultado de movimientos musculomotores espontáneos y son comportamientos cinéticos, manipulativos y expresivos.Los primeros dibujos realizados por un niño están llenos de marcas flotantes. El vocabulario visual que producen los niños es prácticamente un código universal de marcas denominadas:1. mandalas (formas circulares);2. combinaciones (combinaciones de marcas);3. agregados (líneas continuas itinerantes con poca superposición)4. radiales (líneas que irradian hacia fuera desde un centro); y5. soles (círculos cerrados con líneas radiantes).

Lee más  ¿Cuál es el animal que más tarda en dar a luz?

Por qué es importante el garabato

En el caso de los niños muy pequeños, hay cuatro etapas de dibujo y escritura que puedes ver a medida que tu hijo crece desde los 15 meses hasta los 3 años. Al ofrecerle repetidas experiencias divertidas con una variedad de materiales de arte y escritura, verás cómo avanza con el tiempo.

La creatividad es un puente hacia el aprendizaje. Cuando tu hijo es creativo y curioso, puede idear respuestas a los problemas que se le plantean, como por ejemplo, cómo evitar que se caiga la torre de bloques. La creatividad ayuda a tu hijo a convertirse en un alumno reflexivo, curioso y seguro de sí mismo más adelante, cuando empiece a ir al colegio.

Una de las formas más importantes en que su hijo está sintonizando con su creatividad es experimentando con materiales artísticos. Cuando coja ese lápiz de colores grueso y se ponga a trabajar, verás cómo su arte y su escritura cambian y se vuelven más controlados y complejos a medida que crece.

Para los niños más pequeños, el arte y la escritura temprana son una misma cosa. Al principio, todo consiste en averiguar qué pueden hacer esas cosas tan chulas llamadas lápices de colores. Luego, tu hijo descubre la relación entre su mano sosteniendo el crayón y la línea que ha hecho en la página: ¡Presto! Experimenta el poder de la causa y el efecto. Imagina lo emocionante que debe ser para ella. Ahora puede dejar una verdadera «marca» en el mundo. Este salto en las habilidades de pensamiento se ve favorecido por su nueva capacidad de sujetar cosas con las manos y los dedos. El creciente control de los músculos de las manos de tu hijo le permite mover un rotulador o un pincel con un propósito y con un objetivo en mente.

Lee más  ¿Cuál es la mejor manera de hidratarse rápidamente?