¿Cuál es la vitamina Dy para qué sirve?

Vitamina d en las frutas

En cambio, la ingesta de vitamina D a través de los alimentos habituales sólo representa una proporción relativamente baja (entre el 10 y el 20 por ciento) del suministro de vitamina D. Por lo tanto, esta forma de ingesta no es adecuada para evaluar la situación del suministro en su totalidad. La concentración de 25-hidroxivitamina D en el suero sanguíneo se utiliza como marcador para evaluar el suministro, ya que refleja la ingesta de vitamina D a través de la dieta y la producción propia de vitamina D del organismo.

Una deficiencia de vitamina D se define como un nivel de 25-hidroxivitamina D en suero de < 30 nanomol por litro de suero (30 nmol/l). Esto equivale a 12 nanogramos por mililitro de suero (12 ng/ml). Se obtiene un buen aporte de vitamina D en relación con la salud ósea si la concentración sanguínea de este marcador es igual a 50 nanomoles por litro de suero como mínimo. Esto equivale a 20 nanogramos por mililitro. Si el cuerpo no produce vitamina D por sí mismo, esta concentración se consigue con una ingesta de 20 microgramos de vitamina D al día.

Como se supone que la mayoría de la población alemana no tiene una deficiencia de vitamina D, el suministro de vitamina D sólo debe determinarse en individuos de alto riesgo o cuando exista una sospecha justificada de deficiencia. ¿Cómo es el suministro de vitamina D de la población alemana? ¿Existe un déficit de suministro? Aunque la mayoría de la población no tiene una carencia de vitamina D, casi el 60 por ciento de los ciudadanos alemanes no alcanza la concentración sanguínea deseada del marcador 25-hidroxivitamina D de 50 nanomoles por litro. Esto significa que un gran porcentaje de la población no aprovecha todo el potencial preventivo de la vitamina D para la salud ósea y, por tanto, no está suficientemente abastecida. ¿Cuánto sol necesita el cuerpo para producir suficiente vitamina D por sí mismo? ¿Cómo se comparan el otoño y el invierno con el verano? La producción propia de vitamina D en la piel a través de la luz solar (radiación UVB) depende de la latitud, de la época del año y de la hora del día, de las condiciones meteorológicas, de la ropa, del tiempo que se pase al aire libre y del tipo de piel, así como del uso de productos de protección solar que inhiben la producción propia del organismo. Esto significa que la contribución al suministro de vitamina D debida a la producción propia del organismo puede fluctuar mucho de un individuo a otro. Por lo tanto, la cantidad de la contribución propia del cuerpo al suministro de vitamina D no puede determinarse para personas individuales o para la población en su conjunto.

Lee más  ¿Cómo limpiar a un bebé reborn?

Cuánta vitamina D al día

La vitamina D es un grupo de secosteroides liposolubles responsables de aumentar la absorción intestinal de calcio, magnesio y fosfato, además de otros muchos efectos biológicos[1][2] En los seres humanos, los compuestos más importantes de este grupo son la vitamina D3 (también conocida como colecalciferol) y la vitamina D2 (ergocalciferol)[1][2][3].

La principal fuente natural de esta vitamina es la síntesis de colecalciferol en las capas inferiores de la epidermis de la piel mediante una reacción química que depende de la exposición al sol (concretamente de la radiación UVB)[4][5] El colecalciferol y el ergocalciferol pueden ingerirse a través de la dieta y de suplementos. [6][2] Sólo unos pocos alimentos, como la carne de los pescados grasos, contienen de forma natural cantidades significativas de vitamina D.[1][7] En EE.UU. y otros países, la leche de vaca y los sustitutos lácteos de origen vegetal están enriquecidos con vitamina D, al igual que muchos cereales para el desayuno. Las setas expuestas a la luz ultravioleta aportan cantidades útiles de vitamina D[1]. Las recomendaciones dietéticas suelen asumir que toda la vitamina D de una persona se toma por vía oral, ya que la exposición al sol en la población es variable y las recomendaciones sobre la cantidad de exposición al sol que es segura son inciertas en vista del riesgo de cáncer de piel[1].

Vitamina d sol

La vitamina D es una vitamina liposoluble que regula la homeostasis del calcio y es vital para la salud ósea (1). Aunque también puede obtenerse de fuentes dietéticas o suplementos, la vitamina D3 (colecalciferol) se sintetiza en la piel humana a partir del 7-dehidrocolesterol tras la exposición a la radiación ultravioleta-B (UVB) de la luz solar (véase el artículo separado sobre la vitamina D y la salud de la piel). La vitamina D2 (ergocalciferol) es un análogo de la vitamina D que se fotosintetiza en plantas, hongos y levaduras; la vitamina D2 también se utiliza a veces en el enriquecimiento de los alimentos con vitamina D (2). Cuando la vitamina D3 en la piel es inadecuada debido a una exposición insuficiente a la radiación UVB, la ingesta oral de vitamina D es necesaria para satisfacer las necesidades de vitamina D.

Lee más  ¿Qué enfermedades previenen las lentejas?

La mayoría, si no todas, las acciones de la vitamina D están mediadas por un factor de transcripción nuclear conocido como receptor de la vitamina D (VDR) (Figura 2) (5). Al entrar en el núcleo de una célula, la 1α,25-dihidroxivitamina D se une al VDR y recluta a otro receptor nuclear conocido como receptor retinoide X (RXR). En presencia de 1α,25-dihidroxivitamina D, el complejo VDR/RXR se une a pequeñas secuencias de ADN conocidas como elementos de respuesta a la vitamina D (VDREs) e inicia una cascada de interacciones moleculares que modulan la transcripción de genes específicos. Se han identificado miles de VDREs en todo el genoma, y se cree que la activación del VDR por la 1α,25-dihidroxivitamina D regula directa y/o indirectamente entre 100 y 1.250 genes (6).

Vitamina d-mangel

La vitamina D es un nutriente que ayuda al cuerpo a absorber el calcio de los alimentos que comemos. Juntos, el calcio y la vitamina D forman los huesos y los mantienen fuertes. La vitamina D también interviene en la salud del corazón y en la lucha contra las infecciones.

Nuestro cuerpo produce vitamina D cuando la piel se expone al sol. Sin embargo, es difícil obtener suficiente vitamina D del sol. La mayoría de los niños y adultos pasan mucho tiempo dentro de casa, en la escuela y en el trabajo. Cuando están al aire libre, es importante protegerse la piel para prevenir el cáncer de piel y los daños causados por una exposición excesiva al sol.

Muy pocos alimentos tienen vitamina D de forma natural. Los alimentos que más la contienen son los pescados grasos (como el salmón y el atún), el hígado, los huevos y los aceites de pescado. Los niños no comen mucho estos alimentos. Por eso las empresas alimentarias añaden vitamina D a la leche, el yogur, los preparados para bebés, los zumos, los cereales y otros alimentos.

Lee más  ¿Cómo se comporta un gato de 2 meses?