¿Cómo se cura la displasia de cadera en bebés?

Señales de displasia de cadera en bebés

Estos métodos son más comunes cuando el bebé tiene menos de 6 meses de edad. Sin embargo, se han desarrollado algunos métodos para tratar a algunos bebés mayores y niños pequeños sin intervención quirúrgica ni yesos. Los métodos de tratamiento no quirúrgico suelen consistir en sujetar al bebé de forma que sus caderas se mantengan en una mejor posición para que la cadera vuelva a su sitio y se mantenga ahí hasta que los procesos naturales de crecimiento del bebé creen una articulación de la cadera más estable.

Se trata de un arnés especialmente diseñado para permitir el movimiento y colocar las caderas del bebé en una posición bien alineada y segura. Este movimiento y posicionamiento puede ayudar a que una cadera dislocada vuelva a la posición adecuada.

También se denominan ortesis de abducción fija, porque mantienen las piernas separadas con las caderas flexionadas hacia arriba, pero no son flexibles como el arnés de Pavlik. Se puede utilizar un corsé para que los bebés mantengan sus caderas en una posición correctamente alineada para favorecer el desarrollo normal de la articulación de la cadera. Este tipo de corsé se utiliza más a menudo como tratamiento inicial cuando el médico puede sentir que la cadera vuelve a la cavidad en esta posición. Este tipo de corsé también puede utilizarse como una opción más sencilla tras una reducción exitosa con un arnés de Pavlik, o como un intento de lograr la reducción cuando el arnés de Pavlik no tiene éxito.

Lee más  ¿Qué pasa cuando los niños no toman agua?

Displasia leve de cadera en bebés

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

Displasia de cadera del bebé

La displasia del desarrollo de la cadera (DDH), también conocida como displasia pediátrica del desarrollo de la cadera o displasia de cadera, describe un espectro de anomalías de la articulación de la cadera que varían en gravedad desde una dislocación completa de la articulación de la cadera hasta irregularidades leves de la articulación de la cadera localizada.

La displasia de cadera puede desarrollarse en un bebé alrededor del momento del nacimiento o durante la primera infancia. Aunque se suele diagnosticar en bebés y niños pequeños, la DDH también afecta a adolescentes y adultos. Sin embargo, esto suele atribuirse a los casos más leves de DDH que son difíciles de diagnosticar y pueden no ser tratados en la infancia.

Lee más  ¿Qué alimentos se pueden introducir a los 7 meses?

En la articulación sana de la cadera, el extremo superior del fémur (hueso del muslo) se une al acetábulo para encajar como una bola y una cavidad, en la que la bola gira libremente en la cavidad. El cartílago, un tejido protector suave, recubre los huesos y reduce la fricción entre las superficies durante el movimiento.

La genética desempeña un papel importante, pero otras influencias durante el embarazo y el parto -como las afecciones congénitas causadas por el hecho de que el feto esté en un útero demasiado pequeño- y los casos de parto de nalgas también pueden provocar una displasia de cadera de desarrollo.

Displasia de cadera del bebé que gatea

La displasia del desarrollo de la cadera (DDH) es un problema de salud de la articulación de la cadera. Es cuando la articulación no se ha formado normalmente, por lo que no funciona como debería. La DDH está presente al nacer. Es más frecuente en las niñas que en los niños.

En una articulación de cadera normal, la parte superior (cabeza) del hueso del muslo (fémur) encaja perfectamente en la cavidad de la cadera. En un niño con DDH, la cavidad de la cadera es poco profunda. Por ello, la cabeza del fémur puede deslizarse hacia dentro y hacia fuera. Puede dislocarse. Esto significa que se desplaza parcial o totalmente fuera de la cavidad de la cadera.

Si la DDH se detecta pronto, a muchos bebés les va bien el arnés de Pavlik y, si es necesario, la escayola. Algunos bebés pueden necesitar una o más cirugías a medida que crecen porque la cadera puede volver a dislocarse. Si la DDH no se trata, el niño puede desarrollar diferencias en la longitud de las piernas y una marcha de pato. Más adelante, puede tener dolor o artritis en la cadera.

Lee más  ¿Cuántas personas pueden viajar en el auto?