¿Cómo saber si un bebé va a ser moreno o blanco?

Calculadora del color de la piel del bebé

Los bebés afroamericanos y birraciales pueden tener una piel sensible, propensa a la sequedad y a las manchas oscuras. Ten cuidado de no dejar que tu bebé pase demasiado tiempo en una bañera con jabón porque puede resecar su piel. El uso regular de una crema hidratante suave puede calmar y proteger la piel seca.

Mantener la piel de tu bebé suave y sana empieza por conocer sus características y necesidades únicas.  Los bebés afroamericanos y birraciales pueden tener una piel sensible, propensa a la sequedad y a las manchas oscuras (hiperpigmentación).

Al nacer, es probable que la piel de tu hijo sea un tono o dos más claro que su color final. La piel se oscurecerá y alcanzará su color natural en las primeras dos o tres semanas. Este es un buen momento para empezar a pensar en una rutina regular de cuidado de la piel.

Una vez que el muñón del cordón umbilical se haya secado, se haya caído y la zona se haya curado, puedes empezar a dar a tu recién nacido baños en la bañera. Mientras el bebé sea pequeño, lo más lógico es utilizar el fregadero de la cocina o una pequeña bañera de plástico para bebés en lugar de una bañera normal.

Calculadora del color del pelo del bebé

Los padres a menudo sueñan con el aspecto de su nuevo bebé. Piensan en una maravilla rosada, redonda, de mejillas regordetas y que gorjea. A muchos padres les puede sorprender ver a su recién nacido por primera vez -mojado y rojo, con la cabeza alargada y gritando-, nada que ver con lo que habían imaginado.

Los recién nacidos tienen muchas variaciones en su aspecto normal, desde el color hasta la forma de la cabeza. Algunas de estas diferencias son sólo temporales, forman parte de los ajustes físicos por los que pasa un bebé. Otras, como las marcas de nacimiento, pueden ser permanentes. Conocer el aspecto normal de los recién nacidos puede ayudarle a saber que su bebé está sano. Algunas de las variaciones normales en los recién nacidos son las siguientes:

Cuando un bebé nace, la piel es de color rojo oscuro a morado. Cuando el bebé empieza a respirar aire, el color cambia a rojo. Este enrojecimiento normalmente empieza a desaparecer en el primer día. Las manos y los pies del bebé pueden permanecer de color azulado durante varios días. Se trata de una respuesta normal a la circulación sanguínea subdesarrollada del bebé. Pero la coloración azul de otras partes del cuerpo no es normal.

Qué color de pelo tendrá mi bebé

Los padres que esperan un nuevo bebé suelen preguntarse cómo será su bebé. Una de las preguntas más habituales es de qué color serán los ojos de su bebé. Pero aunque el color de los ojos viene determinado por la genética, el color permanente de los ojos del niño tarda un año en desarrollarse.

Es normal que los padres se pregunten por qué su bebé de ojos azules luce ojos avellana cuando es pequeño. Esto se debe a que el color de los ojos del bebé cambia durante el primer año de vida, cuando el ojo adquiere su color permanente.

Entender cómo adquieren los ojos su color y el papel que desempeña la genética puede eliminar parte del misterio de este fenómeno. Y aunque el color de los ojos es en su mayor parte una característica física, en algunos casos puede ser una señal de que el bebé tiene un problema de salud.

La parte coloreada del ojo se llama iris. Lo que vemos como color del ojo es en realidad una combinación de pigmentos (colores) producidos en una capa del iris conocida como estroma. Hay tres pigmentos de este tipo:

Por ejemplo, los ojos marrones tienen una mayor cantidad de melanina que los ojos verdes o avellana. Los ojos azules tienen muy poco pigmento. Aparecen azules por la misma razón por la que el cielo y el agua aparecen azules: dispersando la luz para que se refleje más luz azul.

Calculadora del color de los ojos del bebé

Los nuevos padres se preguntan a menudo de qué color serán los ojos de su bebé cuando nazca. Predecir el color de los ojos de un bebé no es tan fácil como parece. En última instancia, el color de los ojos depende del material genético que aporta cada progenitor y de cómo se mezclan y combinan esos genes.

Los adultos de piel oscura tienden a tener ojos oscuros. Los adultos con ojos más claros tienen más probabilidades de tener también la piel más clara. Aunque la investigación sobre el color de los ojos de los niños es muy limitada, el mismo patrón parece ser cierto en los bebés. Un estudio de 2016 descubrió que la mayoría de los bebés caucásicos nacen con ojos de color azul grisáceo, mientras que los nativos de Hawái, las islas del Pacífico y los bebés asiáticos suelen nacer con ojos de color marrón oscuro. Pero este color puede cambiar una vez que los ojos del bebé se exponen a la luz fuera del vientre materno porque el iris (el anillo de color que rodea la pupila negra) tiene células que producen color.

Normalmente, este proceso de cambio de color dura unos seis meses. Sin embargo, a veces el color de los ojos sigue cambiando hasta los 6 años. Aproximadamente el 10% de los bebés caucásicos seguirán experimentando cambios en el color de sus ojos hasta la edad adulta.