¿Cómo dormir a un gato bebe sin madre?

Gatito abandonado llorando

Es un instinto humano natural con respecto a los huérfanos: Cuando vemos a un pequeño gatito solo en el gran mundo, queremos abalanzarnos y salvarlo de los peligros que lo rodean. Si te encuentras en esa situación, detente un momento, respira hondo y consulta estos consejos para ayudar a los gatitos abandonados.

Las madres gatas tienen que cazar su comida, y pueden abandonar el nido durante unas horas mientras lo hacen. A veces una gata madre mueve su nido para garantizar la seguridad de la camada. Como no tiene coche ni pase de autobús, tiene que llevar a sus gatitos, de uno en uno, del antiguo nido al nuevo. Si los gatitos están limpios, regordetes y tranquilos, es que están bien y que mamá está cerca.

Si te preocupa que la madre no vuelva, vigila el nido pero no te acerques demasiado. Si la gata madre es asilvestrada y huele el olor humano cerca de su nido, podría estar demasiado asustada para volver y cuidar de sus gatitos. Los gatitos suelen necesitar comer cada cuatro o seis horas, así que si han pasado 12 horas desde que encontraste al gatito y la madre no ha vuelto, definitivamente algo va mal y puedes dar el siguiente paso.

Mamá gata abandonó a sus gatitos recién nacidos

Los gatitos recién nacidos, que no pueden ver ni oír, dependen totalmente de la leche materna para alimentarse. Alrededor de las cuatro semanas de edad, comenzarán gradualmente a comer alimentos sólidos, y se destetarán completamente alrededor de las ocho semanas de edad. La madre también está ocupada protegiendo a sus gatitos y manteniéndolos calientes y limpios, enseñándoles las habilidades básicas de socialización y ayudándoles a orinar y defecar en las primeras tres semanas. Si te encuentras con un gatito que parece haber abandonado, o si tu gata es incapaz de cuidar de su camada, puede que tengas que ocuparte tú mismo de los gatitos. En este caso, tendrás que hacerte cargo muy rápidamente, sobre todo si los ojos de la gatita aún están cerrados, lo que significa que los gatitos tienen menos de dos semanas. Asumir el papel de la gata madre es un trabajo a tiempo completo y requiere muchos cuidados y paciencia, especialmente durante las primeras cuatro semanas, pero puede ser muy gratificante. Siga las directrices prácticas de Perfect Fit sobre cómo cuidar a los gatitos no destetados para que sus pequeños felinos se conviertan en gatos felices y sanos.

Apartar a un gato de su madre

Cuando descubrió que Link tenía la cola rota, llevó al pequeño tux al veterinario de urgencia.  “(La veterinaria) fue increíble. Le pegó la cola, me dijo que Link era lo suficientemente joven como para que no importara, y me dio una pomada antibiótica para los ojos para que se la pusiera en la herida. No me cobró la tarifa (del examen) y sólo me cobró la medicina. También se aseguró de que los dos estaban sanos y los pesó”.

Link tuvo la barriga llena después de la cena. “Llegaron a todos sus hitos con al menos una semana de retraso. No empezaron a comer alimentos sólidos hasta las 7 semanas. Tuve que dárselos con los dedos, porque no sabían cogerlos de un plato. Hagrid (el hermano de Link) aún bebe del biberón, pero Link lleva un par de semanas bebiendo de un cuenco”.

“Mi tía ha adoptado a Hagrid, pero yo me quedo con Link. Los dos son muy felices. Hagrid tiene un montón de otros animales con los que jugar, y Link y Zelda (mi gata de un año) están muy unidos desde que traje los gatitos a casa.”

Zelda amamantando a sus bebés. Link está creciendo muy rápido. Le dice a Emmy lo feliz que es cada día con sus ronroneos, su tiempo de juego y sus interminables acurrucamientos: “Estoy muy contenta de haberla encontrado y no cambiaría mis noches de insomnio por nada. Estoy muy orgullosa de cómo se ha convertido”. gatito de esmoquingigante gatito huérfanoentonces y ahoragatito rescatadogatito extraviadonoticiasSuscríbete al boletín Love Meow para conocer más historias de gatosTu dirección de correo electrónicoSuscribirseHistorias popularespopular

Gato recién nacido

Asegúrese de que los gatitos están realmente abandonados antes de perturbar el nido. Una mamá gata puede ser más difícil de detectar que un bombardero furtivo, pero el hecho de que no esté ahí ahora no significa que no esté cerca. Si los gatitos están limpios, regordetes y durmiendo tranquilamente en un montón, lo más probable es que tengan una madre atenta y deban ser dejados en paz. Los gatitos abandonados estarán sucios y el nido sucio, y llorarán continuamente porque tienen hambre. Lo ideal es no separar a los gatitos de la madre hasta que tengan entre cinco y seis semanas de edad. Sin embargo, los gatitos nacidos de madres asilvestradas deben ser retirados, si es posible, a las cuatro semanas de edad. A esta edad, es fácil domesticarlos y han recibido durante cuatro semanas los preciados anticuerpos que proporciona la leche materna. A medida que crecen, es cada vez más difícil domesticarlos. Los gatitos de más de ocho semanas que no han tenido contacto humano probablemente tardarán meses en ser domesticados, si es que pueden hacerlo.

Si un gatito rescatado tiene frío, caliéntelo inmediatamente, pero con cuidado. Colócalo en una almohadilla térmica envuelta en toallas y en la posición más baja, o calienta una bolsa de agua caliente a unos 100 grados (envuelta en una toalla) y colócala con el gatito. Muchos veterinarios tienen incubadoras para calentar a un gatito frío. No alimentes a un gatito hasta que esté caliente, ya que no puede digerir correctamente cuando está frío. Sin embargo, no hay problema en darle unas gotas de agua azucarada al 5% o frotar un poco de jarabe Karo en los labios del gatito.