Quiero dejar mi trabajo porque no puedo dejar de fumar

03 October 2015

Con motivo de la promulgación en 2011 de la Ley Antitabaco en la cual se establecía la prohibición de fumar, entre otros muchos espacios cerrados públicos y de uso colectivo, en los centros laborales, recuerdo una frase que, medio en broma medio en serio, escuché a un compañero días después: ¡Quiero dejar mi trabajo porque no puedo dejar de fumar!

Lo que cuesta que fumemos en el trabajo

Según un estudio correspondiente a este año se estima que el coste que los empleados fumadores generan a sus empresas adquiere las siguientes dimensiones:

Estos días de baja adicionales se valoran en unos 344 millones de euros al año.

Nos cuesta trabajo dejar de fumar

El mismo estudio anterior analizaba también las razones por las que los empleados hacían pausas no reglamentarias para salir a fumar:

Más que motivos, las razones generalmente aludidas parecen ser una excusa para justificar su necesidad de satisfacer la adicción periódicamente. Las anteriores normativas y regulaciones en relación a la decisión de fumar en el trabajo eran bastante laxas y, normalmente, se eludían de una forma más o menos descarada. Entonces, seguramente nadie pensaba: Quiero dejar mi trabajo porque no puedo dejar de fumar.

No dejar de fumar nos puede costar el trabajo

La Ley de Prevención del Tabaquismo de 2011 contiene un régimen sancionador muy severo que será uno de los argumentos más eficaces para su cumplimiento. En el contexto laboral, dicho cumplimiento se descarga en las funciones de organización y control de la empresa quién podrá sancionar mediante su facultad disciplinaria en el orden laboral. Las sanciones disciplinarias tienen que aplicarse de forma gradual en función de las circunstancias y, en su caso, de la reincidencia pudiendo llegar incluso, en caso de que concurran todos estos aspectos de forma muy grave, al despido. A partir de aquí, todos somos adultos para decidir si nos cuesta más dejar de fumar o encontrar un nuevo trabajo donde tendremos el mismo problema. Para clarificar tu decisión, prueba el método Rien Pipe para dejar de fumar fácilmente.

No te decepcionaremos.